miércoles, 7 de noviembre de 2012

La calefacción para el invierno, consejos para acondicionar el hogar.


No hay un sistema de calefacción mejor que otro pero sí hay algunos más o menos adecuados para nuestras casas, según sean éstas y en función de nuestras necesidades.
Acondicionar la casa para el invierno

Ante la llegada de la nueva estación fría, os damos las principales pautas para elegir bien el sistema de calefacción de forma que genere calor y ayude a mantener la temperatura óptima, haciendo cálida y confortable la vida en casa durante este periodo.
Acondicionar la casa para el invierno
Al mismo tiempo, tan importante como generarlo, es mantener el calor. Para conseguirlo,destacamos "la importancia de un buen aislamiento, "un gesto que además de evitar que el calor se escape, ayuda al ahorro en el consumo energético del hogar”.
Acondicionar la casa para el invierno
Elegir el sistema de calefacción más apropiado para cada estilo y tipo de vivienda depende de múltiples factores, además de los hábitos de vida y los gustos personales.  
  • El tipo de vivienda. Es importante valorar si la vivienda es principal o secundaria, cuantas estancias necesitas calentar y durante cuánto va a estar en funcionamiento la calefacción para encontrar el sistema que más se ajuste a tus necesidades: caldera de gas, suelo radiante eléctrico, radiadores, estufas, chimeneas, etc.
  • El nivel de aislamiento de la vivienda. Una casa bien aislada es más confortable y ayuda a reducir el consumo energético y el gasto en las facturas de electricidad y gas ya que puede llegar a gastar hasta la mitad de energía que una mal aislada. Para aislarla correctamente, es necesario elegir el tipo de material y el espesor más adecuado que dependerá tanto de la zona climática (interior, costa, etc.) como de la orientación (norte, sur, etc.) y de las características constructivas de la casa
  • La potencia necesaria para calentar una estancia. Mediante un cálculo sencillo, se puede conocer la potencia en Kw que se necesita para calentar una habitación. Hay que calcular el volumen de la habitación (volumen=superficie*altura). Este resultado multiplicarlo por un coeficiente fijo determinado según la zona dónde se encuentre la vivienda y su grado de aislamiento. Este resultado se obtiene en kilocalorías por hora (Kcal/h) que necesita la estancia. Por último, para obtener la potencia en kilovatios (Kw), hay que dividir las Kcal/h por 860
Coeficientes:
  • Zona fría y vivienda mal aislada: 69
  • Zona fría y vivienda bien aislada: 46
  • Zona cálida y vivienda mal aislada: 41
  • Zona cálida y vivienda bien aislada: 35
Acondicionar la casa para el invierno
Para que esta operación resulte más sencilla, Leroy Merlin ofrece a sus clientes una calculadora de calorías muy completa, que especifica todos los detalles a tener en cuenta a la hora de averiguar las necesidades energéticas del hogar (Las 7 etapas para calcular la potencia)
Principales sistemas de calefacción
    • Sistemas de fuego. Estos sistemas transmiten sensación de calidez y confort. En el mercado es posible encontrar una amplia gama de opciones de hogares abiertos, hogares de hierro fundido, inserts de hierro fundido (conocidos como casetes o insertables) y estufas.
    • Sistemas de gas o parafina. La calefacción central con caldera de gas es uno de los sistemas más extendidos, por ser económico y seguro. A estos sistemas centralizados compuestos por una caldera central y radiadores de hierro, chapa de acero o aluminio; se unen las soluciones móviles (estufas de gas o de parafina), cuyo bajo coste en combustible las convierte en productos de gran popularidad.
    • Sistemas eléctricos. Son sencillos de instalar, cada vez más silenciosos y sus últimos modelos se han convertido en una pieza más de la decoración. Se puede optar por una solución fija, ya sea con radiadores, equipos de climatización con bomba de calor o una chimenea que evoca la calidez del fuego.
    • Controlar la temperatura. Conocer las variaciones de temperatura en el interior de la casa y en su entorno y poder actuar sobre ella ayudar a controlar el gasto energético, contribuyendo a mejorar el nivel de bienestar en el hogar. Los cronotermostatos, las estaciones meteorológicas y los programadores son los aliados perfectos para hacer seguimiento y ajustar temperatura y humedad relativa. También es importante observar otras variables como la calidad del aire, la intensidad de los rayos UVA en el exterior o la previsión meteorológica.
    Acondicionar la casa para el invierno

    Si te gusto se tan amable de compartirlo en las redes sociales, y así me ayudas a hacer crecer al blog.

    0 comentarios :

    Publicar un comentario